Dulce Gómez

 

Luego de que otras administraciones municipales mantuvieron en “abandono” a introductores era “lógico” que hubiera una manifestación, contestó el director de Industrial de Abastos, Raúl Corona Flores, tras la manifestación que realizaron integrantes de la Unión de Introductores del Estado de Puebla y quienes declararon que han tenido que ir a rastros de Tlaxcala ante la negativa de hacerlo en Puebla capital.

En entrevista, en el patio del Palacio Municipal, el director admitió que actualmente el rastro no opera al 100 por ciento debido al descuido de otras administraciones.

En este tenor, compartió que el déficit que le heredaron gobiernos anteriores asciende a 1 millón 900 mil pesos respecto al manejo de proveedores.

Por lo anterior, aseguró que se trabaja para evitar que el matadero pierda la certificación  Tipo Inspección Federal (TIF) que posee desde hace varios años.

“Por muchos años no se ha dado el mantenimiento adecuado, ya no es mantenimiento preventivo sino correctivo, y requiere de una inversión un poquito más fuerte porque maquinaria de enfriamiento que no tuvo el mantenimiento ahora hay que cambiarlo”, mencionó Corona Flores.

Incluso, afirmó que la matanza de bovinos ya fue reactivada, a pesar que introductores señalaron lo contrario.

 

Respecto a la declaración del presidente de la Unión de Introductores del Estado de Puebla, Juan Carlo Muñoz, el Ayuntamiento de Puebla a través del Ratro Municipal, hace las siguientes precisiones:

 

•               El Rastro Municipal se recibió en una situación complicada, por la falta de mantenimiento de administraciones pasadas.

•               El porcentaje de porcinos sacrificados, era de 6 mil 500 a 7 mil cabezas al mes.

•               Para esta administración, durante enero se sacrificaron 9 mil 700 cabezas, y cuentan con todos los certificados.

•               En el caso de los bovinos, se está reactivando la línea de sacrificio, ya que anteriormente los Introductores no cumplían con los requisitos, debido a que en el 2012, COFEPRIS detectó a personas comercializando con sales prohibidas.

•               Por ello, las autoridades tramitaron que el rastro se volviera Tipo Inspección Federal (TIF), que brinda la garantía de que los productos cuenten con una sanidad e inocuidad adecuada.

•               Los documentos con los que tienen que contar los Introductores en la línea de porcino son: Guía de Tránsito y factura donde se adquirió el animal.

•               En el caso del bovino, se pide que cuenten con certificado de productor confiable, mismo que se otorga luego de corroborar que el lugar dónde se adquirió el animal cuente con buenas prácticas pecuarias y no hagan uso de ningún tipo de sales.

•               Cabe destacar que ahora, las personas que han ingresado al Rastro a sacrificar su ganado cumplen con todos los requisitos.

 

En este sentido, el Gobierno Municipal refrenda el compromiso de brindar servicios de calidad con apego a la Ley, en beneficio de la salud de las familias poblanas