ING. OSCAR LÓPEZ MORALES

El Comité Directivo Estatal del PRI informó en un comunicado que ya inició el proceso formal de expulsión de Fernando Morales, por actos que calificó de “traición y deslealtad” tras su abierto apoyo a los candidatos de otros partidos que no es el suyo.
En este comunicado se informa que ya serán las instancias nacionales quienes inicien el procedimiento y tomen las decisiones correspondientes, y aunque no dan fecha, representa una reacción a los hechos y declaraciones del hijo del ex gobernador Melquiades Morales Flores, quien por cierto, ya había adelantado que no puede responder por los actos de su primogénito ni de sus familiares.
Si bien es cierto a Fernando Morales se le acusó desde hace dos procesos electorales de favorecer a candidatos del PAN, incluido el hoy gobernador del Estado de cuyo gabinete formó parte, fue hasta hace un par de semanas cuando en el PRI ya no aguantaron las declaraciones en contra de su candidata Blanca Alcalá Ruiz.
Entre amenazas de “soltar la sopa” de todo lo que sabe de los priístas, Fernando lanzó el reto a Jorge Estefan para iniciar este proceso de expulsión. Sin embargo, el PRI no debería dedicarse en este momento a procedimientos como estos, pues tienen ante sí un reto mayor.
Aunque el propio Fernando Morales asegura que nunca traicionó al PRI, sino que fue el partido quien se olvidó de él, la verdad es que en este momento resulta ocioso iniciar un proceso sancionador, como lo denominan en el partido, para concretar su expulsión a pesar de la amistad que él y su padre presumen con Manlio Fabio Beltrones, dirigente nacional del Tricolor, desde hace años.

Tras las observaciones del Magistrado del Tribunal Electoral de Puebla, Jorge Sánchez Morales sobre las prácticas dilatorias del Instituto Electoral para integrar los expedientes y remitirlos a dicha autoridad, el propio IEE se defiende y dice que los expedientes y justifica la extensión de 24 horas para que sean admitidos los expedientes.
El mismo Tribunal Electoral aclaró que la postura del organismo la fija únicamente el presidente Adrián Rodríguez Perdomo.
El Magistrado Sánchez Morales nunca dijo que las críticas y observaciones al IEE, así como a la publicación de encuestas que carecen de rigor, fueran institucionales.