• Ingresó a una poza de agua de la cual no pudo salir; el adolescente que lo acompañaba no logró ayudarlo.
  • Este trágico hecho ocurrió en la barranca de Bosques de Santa Anita, en la ciudad de Puebla.

Odilón Larios Nava. – Ahogado en una poza de aguas negras, así es como perdió la vida un joven de 18 años, el cual era adicto a las drogas. Se sabe que fue en busca de chatarra para venderla como fierro viejo y así obtener dinero para drogas, al ver la poza ingresó creyendo que el nivel era bajo, pero sus cálculos fueron muy errados. Por el difícil acceso al lugar, el personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) requirió del apoyo de rescatistas de Protección Civil Municipal y corporaciones policiales.

Sus familiares indicaron a las autoridades que el occiso llevaba por nombre José Marco A. J., de 18 años, quien según indicaron vecinos y amigos de su familia, era adicto a las drogas, prácticamente todos los días lo veían bajo el influjo de sustancias prohibidas.

Las mismas personas indicaron que por voz del joven de 14 años que acompañaba a José Marco, supieron que ambos bajaron a buscar fierro viejo – la barranca está atrás del parque industrial Resurrección – el cual posteriormente pretendían vender para poder conseguir dinero para drogas.

Pero llegaron hasta una poza de agua, al parecer José Marco pensó que estaba poco profunda y se metió, sus cálculos fueron muy errados, el lugar es profundo y lleno de lodo pantanoso.

El joven de 14 años intentó ayudarlo, pero al pisar en el lodo, se sumergió y supo que no lograría salvar a su amigo, a quien veía manoteando y gritándole que le ayudara. Pero el joven lo único que pudo hacer es correr a pedir ayuda.

El lugar en donde se ahogó el hombre de 18 años es de muy difícil acceso, así que al adolescente – testigo – le llevó casi diez minutos salir de la barranca y otro tiempo más conseguir ayuda, además de un tiempo aún mayor en regresar al sitio donde su amigo se estaba ahogando.

Familiares y amigos de José Marco llegaron hasta el lugar, pero el cuerpo estaba sumergido, no era visible. En el lodo observaron las marcas que el ahora occiso dejó con sus manos al intentar aferrarse al blando lodo.

El levantamiento del cuerpo realizado por el personal de la Fiscalía General del Estado, fue efectuado con el apoyo de los rescatistas de Protección Civil Municipal. El cadáver fue llevado al Anfiteatro de la ciudad para la realización de la necropsia correspondiente.