• Instruye a personal de su Gabinete, reunirse cada semestre con organizaciones sociales para definir líneas de acciones y política pública en apoyo a este sector.

Tras señalar que el Estado Mexicano está obligado a garantizar que las personas con discapacidad en el país tengan pleno acceso a todos los derechos sociales consagrados en nuestra Constitución, el Presidente Enrique Peña Nieto reafirmó el compromiso del Gobierno de la República de trabajar en favor de las personas que enfrentan una condición de discapacidad.

Acompañado por su esposa, Angélica Rivera de Peña, el Primer Mandatario señaló que en México más de 7.6 millones de personas están en condición de discapacidad, y “advertimos que muchos de ellos no tienen acceso real y efectivo a gozar de los derechos que consagra nuestra Constitución”.

Recordó que hace ocho años entró en vigor en México la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada en 2006 por la Organización de las Naciones Unidas, y en ese marco, añadió, hoy “reafirmamos nuestro compromiso de articular nuestros esfuerzos para que ajustemos el marco legal y las políticas públicas que emprendemos, a lo que marca nuestra obligación en atención a la suscripción que México hiciera de la Convención aprobada hace 10 años por parte de Naciones Unidas”.

Informó que en próximos días enviará al Congreso de la Unión “un paquete de iniciativas para ajustar muchas de nuestras leyes a los términos que están previstos en la Convención, para que seamos congruentes entre lo que postulamos y comprometimos y lo que las leyes que tenemos estén garantizando”.

El Presidente Peña Nieto instruyó a los titulares de las dependencias de su Gabinete cuya actuación tiene incidencia en asegurar derechos para las personas con discapacidad, para que se reúnan al menos una vez cada semestre con las organizaciones sociales “y puedan definir líneas de acción y de política pública para avanzar en este esfuerzo”.

También indicó que el trabajo conjunto de los diferentes órdenes de Gobierno con las organizaciones de la sociedad civil debe permitir “adecuar nuestro marco legal para que podamos tener leyes en las entidades federativas, y en el orden federal, que estén dedicadas y pensadas para asegurar los derechos de las personas con discapacidad”.

Ante Gobernadores de distintos estados del país, miembros de su Gabinete y representantes de organizaciones de la sociedad civil, el Titular del Ejecutivo Federal también resaltó la necesidad de dedicar esfuerzos “para que podamos tener un Sistema Nacional de Información sobre Discapacidad en dos componentes básicos: el Registro de Personas con Discapacidad y su Sistema Georreferencial. Esa es una tarea que hoy estamos comprometiendo”.

“Debemos tener información mucho más amplia. Hoy sabemos que son aproximadamente 7.7 millones de personas las que tienen algún tipo de discapacidad, pero esto deriva de encuestas realizadas por el INEGI y por entidades públicas, pero no precisamente porque sepamos con la debida precisión quiénes son y dónde están”, precisó.

El Primer Mandatario refirió que “la mística de trabajo del Gobierno de la República es escuchar a la sociedad, a las diferentes organizaciones sociales, a los distintos sectores de nuestra sociedad que enfrentan distintas problemáticas, y en donde el Gobierno de la República no quiere tomar definiciones de política pública por sí solo, sólo por su cuenta, sino hacerlo escuchando, construyendo y enriqueciendo cualquiera que sea las definiciones que están dedicadas a atender los problemas que tienen los distintos sectores de nuestra sociedad”.