• Señalan que deben pagar de su bolsillo hasta copias y papelería para integrar las carpetas de investigación.
• También señalan la carencia de patrullas en la Fiscalía y el mal estado de las que están operativas.

Odilón Larios Nava.- Acusan elementos de la Agencia Estatal de Investigación, de la Fiscalía General del Estado (FGE), exceso de trabajo y carencia de recursos y materiales propios para integrar las carpetas de investigación, las exigencias de sus jefes los están obligando a pagar papelería y equipamiento de su propio bolsillo.
Lo anterior ha acrecentado la molestia entre los ministeriales, quienes enfatizan la saturación de la carga de trabajo. Afirman que día a día sus mandos les siguen dando carpetas de investigación, además ahora les están exigiendo que a diario cumplan con una orden de aprehensión, y por si fuera poco no les proporcionan los recursos necesarios para hacerlo, ellos deben poner de su propio dinero.
Esto fue dado a conocer a diversos medios de comunicación mediante mensajes anónimos, en los cuales Agentes Estatales de Investigación, quienes enfatizaron que la FGE sigue exigiendo mucho más trabajo cada vez y se ha olvidado de subir los sueldos. Aquellos que no son acreditables siguen percibiendo como pago 3 mil 500 pesos, quincenales, por su importante y peligrosa labor.
Este reporte anónimo, indicó que desde la semana pasada los directivos de la FGE están presionando a las comandancias para que se cumplan órdenes de aprehensión, una diaria según revelaron.
Ese no es el problema, explican, sino que además cada día les llegan nuevas carpetas de investigación, las cuales dicen “están saliendo como pan caliente”. Los mandos siguen exigiendo más resultados pero no hay nuevo personal, se sigue careciendo del mismo.
“No hay personal, las carpetas de investigación están saliendo como pan caliente, ya tenemos muchas acumuladas cada agente y aun así nos exigen más trabajo”, mencionaron los informantes.
En otra parte se hace referencia a la falta de recursos y como ellos deben poner de su propia bolsa: “No tenemos ni hojas para trabajar, tenemos que sacar copias, y comprar todo el material que se necesita para formar las carpetas y aun así, todavía nos ponen término y apercibimiento si no las cumplimos en tiempo y forma. Pero eso sí, de subir el sueldo: nada” enfatizan los mensajes.
Otro tema ligado a la precariedad de la FGE es que las patrullas no son suficientes, muchas de ellas están descompuestas y no las arreglan porque “dicen que no hay presupuesto y andamos trabajando 4 o 5 elementos por unidad”. Esto último, afirman, es una limitante para obtener resultados en su trabajo y no abona a conseguir los objetivos que les exigen.
Con respecto al tema de los autos patrulla el descontento es mayor porque afirman que hay secretarias de los directivos, quienes sólo se la pasan encerradas en la Fiscalía y les han sido asignados vehículos sólo para trasladarse de su casa a la oficina. Aseguran que muchos de esos carros que podrían servir a los agentes de campo, suelen estar parados todo el día a un costado del parque Juárez.
Por ello piden a los directivos de la Fiscalía que proporcionen de todo el material y equipamiento necesario a los agentes, para que estos puedan rendir al máximo y poder tener mejores resultados en su desempeño diario.