Odilón Larios Nava.-
No cesan los problemas el Centro de Internamiento Especializado Para Adolescentes (CIEPA) en este caso, algunos custodios, que pidieron el anonimato, señalan que el causante es Jorge Luis Gutiérrez Martínez, quien funge como subdirector.
Señalan que el subdirector cuenta con malos antecedentes y lo premiaron con la subdirección de dicho centro de internamiento. Recordaron que Gutiérrez Martínez, fue removido de su anterior cargo, de subdirector, en el Centro de Reinserción Social  (Cereso) de Ciudad Serdán luego de que hubiera acusaciones de que cobraba los permisos para faltar a trabajar.
Además de que se le señalaba de vender en 5 mil pesos los traslados a otros Ceresos. Uno de los custodios afirmó que cuando Gutiérrez Martínez estuvo en Serdán hubo al menos 10 guardias que pagaron esa cantidad para que los moviera a un reclusorio más cercano a sus lugares de residencia.
Hace algunos meses Jorge Luis Gutiérrez fue removido de Ciudad Serdán y enviado como custodio al CIEPA, pero ahí se encargó de hacer amistad con la directora María de los Dolores Caraza Alemán, quien seis meses después de llegar al CIEPA lo nombró como subdirector.
A partir de ese momento, señalan las fuentes consultadas, Gutiérrez Martínez se ha encargado de reubicar a los custodios con más experiencia para que “no le hagan sombra”. Sin embargo afirman, esto ha vulnerado la seguridad del penal.
“A él – Jorge Luis – no lo respetan los menores internados, le hablan por su nombre de pila, incluso lo ofenden, le han llegado a decir malas palabras. Eso lo ocasiona él, por no hacer bien el trabajo, ahora los chavos se pelean incluso enfrente de los custodios. Tampoco se da cuenta que hay un grupo que se hace tatuajes en el interior del propio CIEPA” dijo uno de los entrevistados.
Por ello piden que las autoridades de Seguridad del Estado tomen conocimiento y revisen sus antecedentes en los otros penales, como en el caso ocurrido en Ciudad Serdán.