· Tras demostrarse su inocencia el hombre quedó en libertad, pero teme por su integridad ya que fue amenazado por los padres de la menor.

Odilón Larios Nava.- Padres irresponsables de una niña con síndrome de Down la perdieron durante unas horas, el vecino de la casa de al lado la encontró dentro de su domicilio ya que se había cruzado por la azotea, al devolver a la niña de 17 años a sus padres éstos en vez de agradecer lo acusaron de haberla violado. Por ello el hombre fue detenido por policías municipales pero al descartarse que la pequeña haya sido agredida sexualmente el masculino de 45 años de edad quedó en libertad, aunque los uniformados de la policía municipal para cubrir su error lo trasladaron ante el Juez Calificador por “alterar el orden público”, pese a que el hombre no causó ninguna alteración.
La detención la hicieron los uniformados en la colonia Historiadores, donde se ubica el domicilio de Demetrio Florencio Morales Aguilar, de aproximadamente 45 años de edad.
Ante la movilización policíaca, los vecinos de esa colonia se alarmaron y salieron a la defensa del acusado señalando que no pudo cometer la violación porque el hombre no estuvo en su casa donde supuestamente se había dado el ataque a la niña.
Los vecinos aseguraron que conocen al acusado desde hace muchos años como una persona trabajadora y respetable, por lo que afirman es incapaz de cometer la felonía de la cual lo acusan.
Informaron que son los padres de la niña de 17 años de edad, los que acusaron al hombre pero sólo porque la niña fue encontrada en la casa de Demetrio, sin embargo señalaron que la responsabilidad es de los padres de la menor ya que presumen ella pudo haber pasado a la casa de Demetrio por la azotea, pues son inmuebles contiguos.
Los padres de la niña con síndrome de Down la andaban buscando desde la mañana porque se les había extraviado, lo cual consideran los vecinos es un descuido grave de los tutores de la niña.
Explicaron que don Demetrio salió a las 11 de la mañana de su casa ubicada en la calle Rubén Darío y Malintzi de la colonia Historiadores, y se dirigió al kínder de su hija a una junta de padres.
Después de recoger a su niña fue a la escuela primaria de su hijo, y al regresar se percató que la supuesta víctima estaba en su casa por lo que se las entregó.
Después de eso los padres de la niña supuestamente encontraron huellas de que la menor fue violada y por eso llamaron a la policía – aunque no lo hicieron al descubrir que estaba extraviada – y señalaron a Demetrio directamente. Al enterarse los vecinos salieron para apoyarlo ya que lo consideran incapaz de poder hacer algo de esa magnitud.
Algunas de las personas externaron que estaban dispuestas a acudir ante el Ministerio Público para declarar a favor de Demetrio, y a exigir que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) haga todos los peritajes de rigor para evitar que se cometa una injusticia.
Como dato extra los vecinos de Demetrio comentaron que este hombre tiene dos hijas menores y una de ellas también con síndrome de Down, además que es casado, por lo que consideran que sería incapaz de atacar a una niña y mucho menos en esa condición. Ante eso continuarán las investigaciones por parte de las autoridades.
Cabe señalar que por la noche los vecinos de Demetrio informaron que el hombre había quedado en absoluta libertad al demostrarse que la niña no sufrió ninguna agresión sexual. Pero estaban muy molestos por el actuar de la policía municipal pues aunque el hombre es inocente no le devolvieron la libertad de forma inmediata, sino que para cubrir sus errores lo señalaron de alterar el orden público y lo llevaron ante el Juez Calificador, por lo que su libertad se logró hasta cerca de las diez de la noche.
Morales Aguilar teme por su integridad y la de su familia pues asegura fue amenazado por los padres de la niña, por los hace responsables de lo que pueda suceder a él o su familia o a sus bienes.