Dos policías del estado y un policía municipal fueron detenidos este fin de semana por elementos de la Policía Federal Ministerial y puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) acusados del delito de falsedad de declaraciones por un asunto que se deriva de una detención que realizaron hace 6 años, en el 2008. Al no ser un delito considerado como grave alcanzaron su libertad bajo caución.
Según las fuentes extraoficiales, el sábado pasado cuando se hizo la detención de los uniformados, dos policías implicados en estos hechos habrían logrado escapar, ya que la acusación es contra cinco de ellos.
Se sabe que en el 2008 los ahora acusados habrían detenido y remitido a un sexagenario de nombre Gerardo, ante el Agente del Ministerio Público de la Federación, acusado del delito de narcomenudeo, junta a él se dijo se puso a disposición de las autoridades federales 15 kilos de marihuana, que presuntamente se habría encontrado en poder del detenido.
Sin embargo Gerardo habría obtenido su libertad y una vez que quedó en libertad, señaló a los policías que lo detuvieron por el delito de falsedad de declaraciones y difamación, por lo que de acusado pasó a acusador.
Policías del estado se muestran suspicaces con esta detención, al ocurrir justo a unos días de que amagaran con el paro de labores para exigir un mejor salario, por lo que señalan que podría tratarse de una forma de coerción para evitar que se manifestaran.
Sin embargo los compañeros de los policías estatales detenidos, señalaron que el pasado viernes tras la marcha que realizaron, al ser recibidos por representantes de la Secretaría General de Gobierno acordaron no hacer paro a condición de que sean escuchados en próximas reuniones, por lo que esperaran una audiencia para tratar el tema que les atañe.