Dulce Gómez

La regidora y presidenta de la Comisión de Infraestructura, Silvia Argüello de Julián, admitió que las huellas podotáctiles –infraestructura para discapacitados- marcadas en algunas calles del Centro Histórico están en mal estado, además de que algunas están bloqueadas por casetas telefónicas, botes papeleros y postes de alumbrado y electricidad.

Al respecto, la integrante del Cuerpo Edilicio recordó que existen 8.5 millones de pesos que servirán para ejecutar mejoras en el primer cuadro de la ciudad y calles cercanas a la Plaza de Armas, entre ellas la rehabilitación de huellas podotáctiles y de placas en escritura braille, en 2018.

Para lo anterior, la cabildante por el partido Nueva Alianza detalló que se retirarán casetas telefónicas y postes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Al cuestionarle si se impondrá algún tipo de multas a aquellas empresas que hagan caso omiso a las recomendaciones del Ayuntamiento de Puebla, destacó estar segura de que las firmas ejecutarán los trabajos correspondientes.

En este tenor, compartió que hoy en día existen seis solicitudes para que la CFE retire sus cables y postes que obstruyen las banquetas donde se ubican las huellas podotáctiles. Además, indicó que también será necesario el retiro de cuando menos 15 botes papeleros.

“La idea es retirar los obstáculos arquitectónicos que tenemos dentro de la ciudad. Quiero comentar que somos la ciudad que más guías podotáctiles tiene, existen alrededor de 54 kilómetros de guía, además de la nomenclatura braille”, puntualizó.

Pese a lo anterior, Silvia Argüello desconoció el número exacto de metros cuadrados dañados, empero, mencionó que la causa principal de las afectaciones se debe al uso.