Por Jesús Lemus/Puebla
La candidata del PRI-PVEM-PES al gobierno del Estado, Blanca Alcalá Ruíz acusó ataques sistemáticos en su contra y contra su familia, por lo que lanzó el reto para que los aspirantes al mismo cargo, se sometan a la prueba antidoping y transparenten de manera total sus bienes, al tiempo de asegurar que “no tengo nada que esconder. Todo lo que tengo está declarado y ha sido fruto de 32 años de trabajo en el servicio público”.
En rueda de prensa donde estuvo acompañada por el pleno de la dirigencia estatal del PRI encabezada por Jorge Estefan Chidiac, Blanca Alcalá refirió que “desde el inicio de este gobierno he sido sometida a múltiples ataques en contra de mi persona, de mi familia y mi desempeño público. Todos ellos, buscando cuestionar la transparencia de mi actuar.
En su momento tergiversaron la información sobre las cuentas públicas de mi administración municipal. No se detuvieron para falsificar firmas y manipular documentos oficiales con el simple propósito de desinformar a los poblanos y dañar mi imagen pública”, enfatizó la candidata.
Hoy han querido cuestionar los resultados de mi gobierno, sin embargo, contrario a lo que han señalado, tuvimos más de 25 reconocimientos de buenas prácticas por instituciones nacionales e internacionales en temas sociales, financieros, de seguridad, equidad de género y, particularmente, transparencia, ya que les recuerdo que Puebla, bajo mi gobierno, obtuvo por primera vez la calificación como el municipio más transparente del país.
Durante la campaña he sido atacada con temas misóginos y discriminatorios, me han descalificado por el lugar en el que nací, les digo, que antes que nada, soy mexicana y aunque mi decisión no fue nacer en Tlaxcala, soy poblana por convicción y decisión, una poblana que me eduque desde el preescolar en esta ciudad, aquí crecí, me preparé, me case, formé mi familia y he servido toda mi vida profesional; aquí conmigo traigo parte de esta historia de vida que confirman mis estudios en escuelas públicas y que mis méritos académicos me permitieron estudiar becada una licenciatura en la Udlap. Lo he dicho y lo reitero, Puebla me ha dado todo lo que soy, y a este estado me debo”, enfatizó.
Señaló que la información contenida en su declaración 3de3, ha sido manipulada. “Desde hoy les aclaro, es mentira que tengo un edificio de 11 millones de pesos, es mentira que poseo 45 casas. En ningún momento he utilizado alguna posición pública para beneficiarme de ella. Y siempre respeté la ley en todos los procesos que ella establecía y nunca beneficié a alguien en particular”.
Aunque jamás se refirió en un candidato en especial, la ex presidenta municipal de Puebla, lazó el reto a que todos los que contienden en este proceso electoral, se realicen el antidoping, con lo cual se demostrará la transparencia que tienen todos los candidatos interesados a gobernar por un año con ocho meses el estado, una vez que hayan pasado las votaciones del cinco de junio.
“En su momento, ya una candidata retó al polígrafo a los candidatos. Yo voy más allá, hagamos también el antidoping a todos nosotros, incluidos los integrantes de las familias, para que los ciudadanos conozcan nuestro núcleo familiar, los valores que hay en ellas y de quienes nos proponemos gobernar el estado”.
Asimismo, emplazó a su adversario político de la Alianza Sigamos Adelante, Antonio Gali Fayad, para que presente en un plazo de 24 horas su declaración patrimonial y la de su familia, a fin de sumarse a la iniciativa 3 de 3 que propone el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).
Argumentó que el objetivo del emplazamiento, es para que explique el origen de un departamento en Miami, jet privado, penthouse en La Vista y en Las Palmas, así como centros comerciales y restaurantes.