Con la generación de un plan de desarrollo metropolitano, los gobernadores de Puebla y Tlaxcala, Miguel Barbosa Huerta y Marco Antonio Mena Rodríguez, determinaron aplicar de manera conjunta acciones para el saneamiento del río Atoyac-Zahuapan y reforzar la seguridad en la zona limítrofe.

 

Tras una reunión de trabajo en Casa Aguayo, el mandatario poblano mencionó que la contaminación del río Atoyac-Zahuapan es un tema que preocupa al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

 

En ese sentido, dijo que su administración y la de Tlaxcala presentarán a la Federación un plan de trabajo con el fin de que se puedan ejecutar programas para el saneamiento del cauce a mediano y largo plazo.

 

“En el tema de la zona metropolitana, actuar con un solo plan, y en el tema del río Zahuapan-Atoyac tener un solo plan”, señaló el mandatario poblano.

 

Además, Barbosa Huerta mencionó que otro de los acuerdos tomados con su homólogo de Tlaxcala, y que forman parte del plan de desarrollo metropolitano, es reforzar la seguridad en los municipios colindantes.

 

El gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, indicó que el trabajo no solo consistirá en la implementación de operativos, sino que habrá un intercambio de inteligencia policial para prevenir delitos en la zona limítrofe de ambos estados.

Mena Rodríguez agregó que en próximos días se definirá del plan de trabajo de las fuerzas policiacas y de la instalación de cuarteles.

 

Además, el trabajo coordinado entre ambos estados contempla también reforestar La Malinche con el fin de resarcir el olvido en el que se encuentra dicha área natural.