Una semana después de recibir la notificación correspondiente, Ricardo Jiménez Hernández anunció que recurrirá al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para interponer un juicio para la protección de los derechos político-electorales.
En rueda de prensa manifestó que había entregado la totalidad de las cédulas de apoyo, que estas no fueron resguardadas de la manera correcta, es decir, que no fueron selladas las cajas, ni resguardadas en un cuarto o lugar seguro con los sellos debidos (tal como acontece con la paquetes electorales), por lo cual, cuando fueron trasladas para su nueva apertura no fue llamado, velándose su derecho de audiencia.
Agregó que el siguiente argumento es que, suponiendo sin conceder, que hubiera más anomalías en las cédulas de apoyo, jamás fue notificado del resto de ellas, violándose nuevamente su derecho de audiencia, ya que solo fue notificado de aproximadamente 10 mil observaciones, quedando 136 cédulas sin observar, motivo suficiente para que por sí solas obtuviera su registro.
Para finalizar aseveró: “Si la autoridad insistiera en que todo lo anterior no es suficiente también he puesto de manifiesto que los tratados internacionales suscritos por nuestro país y los criterios adoptados por el máximo Tribunal Electoral, han sostenido que el 1% de las firmas es suficiente para alcanzar el registro para ser candidato independiente”.