• Se presume se trató de un ajuste de cuentas entre bandas dedicadas al robo de hidrocarburo.

Odilón Larios Nava.- Una mujer y un adolescente fueron acribillados con armas de grueso calibre en Palmarito Tochapan, en el municipio de Quecholac, la tarde-noche del domingo. En esa demarcación se registraron tres enfrentamientos a disparos, además de los muertos, se registraron tres personas lesionadas. Se presume que el móvil de esta agresión fue una disputa entre bandas dedicadas al robo de combustible en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).
El primer enfrentamiento ocurrió cerca de las 19:20 horas, a la salida de Palmarito Tochapan, en dirección a la carretera federal a Tehuacán, donde sujetos a bordo de varias camionetas dispararon contra los ocupantes de una GMC, color rojo, con placas de circulación LSZ-808.
Este vehículo presentaba múltiples orificios causados por decenas de impactos de bala, los cuales alcanzaron a sus dos ocupantes Margarita Jiménez Sánchez, de aproximadamente 48 años de edad y a Samuel Varillas Pérez, de 16 años, cuyos cadáveres quedaron dentro del vehículo.
Trascendió que en el lugar se hallaron evidencias que señalan que los hoy occisos fueron acribillados con armas de grueso calibre como AK-47 o Cuerno de Chivo, y R-15. Extraoficialmente se mencionó que el adolescente presentó al menos 30 impactos de bala.
Después de que las autoridades tuvieron el reporte de estos hechos se solicitó apoyo a todas las corporaciones policiales de la zona, y es así como se montó un fuerte dispositivo de seguridad, en los municipios de Acatzingo, Palmar de Bravo, Los Reyes de Juárez y Tecamachalco.
Lo anterior derivó en al menos otros dos enfrentamientos a balazos en diferentes puntos de esa demarcación. Además de los dos muertos, se reportaron tres lesionados, de 19, 18 y 15 años de edad, que fueron trasladados al Hospital General de Tecamachalco.
Además de la camioneta en donde yacían los cadáveres del adolescente y la mujer, se dijo que hubo otros dos vehículos involucrados en los tiroteos, asegurados por las autoridades policiales, pero no se dieron a conocer las características.
Se desconoce si derivado de estas acciones hubo personas detenidas por las autoridades policiales. Trascendió que el móvil de estas agresiones fue la disputa que existe en la región entre bandas dedicadas al robo de combustible.
Cabe señalar que las diligencias del levantamiento de los cadáveres y de los indicios hallados en los puntos de enfrentamiento, correspondieron al fiscal de Tecamachalco y peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado. La averiguación iniciada sobre el tema es la 799/2015 de Tecamachalco.