La representación cultural-educativa de la Embajada de Francia en México determinó acreditar a la Universidad Tecnológica de Puebla en centro certificador del examen DELF para el idioma francés. Dicho proceso, que explicó el coordinador administrativo de esta representación diplomática, el maestro Romain Chretien, requirió el cumplimiento de trámites pedagógicos, lingüísticos, técnicos y administrativos a lo largo de diferentes etapas con duración de un año.
Detalló que este centro certificador tendrá el aval del Ministerio de Educación y de la Embajada de Francia en México, quienes expedirán los documentos correspondientes a todos los interesados en participar en este programa de internacionalización impulsado por la UTP.
Romain Chretien, señaló que después de cumplir con todos los requisitos, la UTP fue merecedora en la certificación de un centro regional, “esto, como resultado en el cumplimiento a la calidad del programa francés establecido al interior de la institución, con maestros capacitados a nivel pedagógico y lingüístico con las certificaciones más altas, como lo son el DALF C1 y C2. Aunado a esto, la ubicación geográfica del estado y la alta demanda de estudiantes por certificarse en este idioma en la entidad”.
En el país se cuenta aproximadamente con 70 centros de certificación y ahora con el de la UTP se fortalecerá la gran demanda que se tiene en la entidad, derivado del gran número de universidades en la ciudad.
“Con los 70 centros certificadores del examen DELF, México se convierte en el primer país a nivel internacional en contar con esta red”, comentó Chretien quien aseveró que en la república mexicana se tienen registrados alrededor de 250 mil estudiantes del idioma, lo que significa que el francés es un idioma útil para el desarrollo profesional y empresarial.
Finalmente, se dio a conocer que con motivo de los 50 años de la firma del primer convenio de intercambio académico entre los gobiernos francés y mexicano, el presidente de Francia Francois Hollande visitará el país en abril próximo con la intensión de renovar los convenios comerciales, empresariales y por supuesto los referentes con las universidades, ya que explicó Romain Chretien se pretende que México sea el segundo país después de Brasil en intercambios estudiantiles con Francia, “fortaleciendo y multiplicando los programas de becas y convenios institucionales”.