• El presidente entregó el Hospital General de Izúcar de Matamoros reparado

• Resaltó el trabajo coordinado que el Gobierno de la República y el del estado de Puebla han llevado a cabo en las acciones de reconstrucción.

• Anuncia que este año estará listo el Hospital San Alejandro del IMSS

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entregó hoy la reconstrucción del Hospital General de Izúcar de Matamoros, afectado por los sismos de septiembre pasado, y sostuvo un diálogo con integrantes de la Red de Mujeres Vigilantes de Puebla, quienes han supervisado la aplicación de los recursos para la reconstrucción de viviendas en la entidad.

El Primer Mandatario expresó su felicitación y reconocimiento a las más de 30 mil mujeres vigilantes que hay en nueve entidades del país, quienes de manera voluntaria “decidieron apoyar la labor de reconstrucción en sus comunidades y han venido trabajando, sobre todo en cerciorarse que la aplicación de los recursos que se dieron a través de tarjetas realmente se destine a la reconstrucción”.

Señaló que en Puebla 27 mil viviendas resultaron afectadas, y de ellas, 5 mil 600 tuvieron daños totales.

El Titular del Ejecutivo Federal resaltó el trabajo coordinado que el Gobierno de la República y el del estado de Puebla han llevado a cabo en las acciones de reconstrucción. “Esto lo seguiremos haciendo. Por eso estoy aquí en Puebla, para poder dar testimonio y hacer recuento de lo que ha significado esta gran labor a partir de los sismos acontecidos hace prácticamente cinco meses, y que hemos avanzado de manera importante”, subrayó.

“Juntos estamos trabajando, no sólo en lo que es la labor de reconstrucción sino en lo que hace a la atención a toda la sociedad poblana, porque hemos sumado esfuerzos, porque compartimos propósitos y objetivos, y hemos estado en actitud y en disposición para trabajar y hacer equipo”, añadió.

El Presidente Peña Nieto aseguró que en el estado también se ha trabajado en la reconstrucción de la infraestructura médica dañada durante los sismos de septiembre pasado.

Recordó que el Hospital de San Alejandro, del Instituto Mexicano del Seguro Social, ubicado en la capital del estado, fue uno de los más afectados, “tuvo que ser evacuado y en lugar de atender a más gente tuvo que evacuarse a quienes ahí estaban siendo atendidos”.

“Una buena noticia es que para este hospital, gracias a la colaboración que ha habido por parte del Gobierno del Estado, ya tiene el Seguro Social dónde habrá de edificar uno nuevo y este mismo año habremos de entregar la primera etapa del Hospital de San Alejandro”, indicó.

El Primer Mandatario expresó su reconocimiento a las Fuerzas Armadas, que tras los sismos “fueron las primeras en llegar y prestar inmediatamente la ayuda que estaba demandando la población, junto con el esfuerzo de todo el Gobierno de la República y de los Gobiernos de los estados”.

Tras referir que aún falta mucho por hacer, afirmó: “No hemos dejado solas a las comunidades. Al contrario, hemos estado no sólo con las vigilantes voluntarias, sino con personal de las distintas dependencias, especialmente de SEDATU. Hemos hecho brigadas para vigilar la labor de reconstrucción de las viviendas afectadas y supervisar esta labor”.

El Titular del Ejecutivo Federal también reconoció al doctor Édgar Grajeda y a los residentes Javier Rodríguez y Juan José Arreola, quienes durante el sismo del 19 de septiembre continuaron atendiendo a un paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Izúcar de Matamoros. De igual forma, a la doctora Patricia Zaldívar y a la enfermera Oralia Castillo, quienes continuaron asistiendo un parto durante la emergencia.

Posteriormente, el Presidente de la República realizó un recorrido para entregar algunas de las viviendas que ya fueron reconstruidas en este municipio.