Por Patricia Moreno Sánchez


En esta temporada de fiestas decembrinas, por el uso de pirotecnia, se incrementan los accidentes por quemaduras en un 10 por ciento en niños, los cuales pueden sufrir daños irreversibles, como amputaciones de dedos, manos,  y ceguera, reveló el doctor Francisco Morales, director de traumatología y ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Agregó que en vacaciones, también se incrementan los accidentes en menores en un 20% esto por caídas al estar jugando y por lo tanto son frecuentes las fracturas de muñecas, manos y codos.

Por lo que la recomendación es a los padres de familia que presten mayor cuidado a los niños y prohibirles que jueguen con explosivos.

“Es cierto que han funcionado las campañas para evitar la venta de pirotecnia, sin embargo, es responsabilidad de los padres, quienes deberán prohibir que los niños, sobre todo los más pequeños jueguen con explosivos, pues hemos tenido casos de perdida de dedos, de manos, porque les explotó la pólvora de los cohetes”, aseveró.
Agregó que los accidentes automovilísticos, por manejar sin precauciones, o por la alta ingesta de alcohol se incrementa en un 20% en este periodo vacacional.
“A los adultos que acuden a convivios o la celebraciones la noche de Navidad y Año Nuevo, les recomendó que si toman, no manejen y deben respetar los límites de velocidad para evitar un accidente que le afecte a sí mismo, en ocasiones a su familia”.

Comentó que se puede celebrar con responsabilidad para evitar estas tragedias que no solo marcan de por vida con una discapacidad o muerte del conductor, sino que en ocasiones se dañan a otras familias.