• Prevé un aumento en la tarifa del trasporte público de un 20 por ciento

Por Diego Armando Cuautle

Para este 2017, las familias mexicanas deberán cuidar las fuentes de ingreso y ser selectivos en los gastos, esto luego del incremento en el precio de la gasolina lo que provocará el incremento generalizado de productos y servicios, señaló Anselmo Salvador Chávez Capó, catedrático de la Facultad de Administración Financiera y Bursátil de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).
En rueda de prensa señaló que las personas deberán ser selectivas en sus gastos, a fin de enfrentar la llamada cuesta de enero y los eventos que se presenten durante el presente año, donde se deben considerar tres elementos.
“Debemos considerar uno es cuidar la fuente de ingresos, cuidar el flujo de efectivo, la asignación de los gastos en aquellas actividades que verdaderamente sean indispensables y no buscar otro tipo de erogaciones de lujo, por lo que resulta útil realizar un presupuesto, siendo una situación que hay que enfrentar desde el microentorno”, comentó.
Chávez Capó agregó que el precio que hoy tiene la gasolina es muy cercano a lo real pues se han retirado los subsidios y se prevé que si disminuye el costo con la liberalización, no será en la proporción de este último incremento y será mínimo.
“Esto se da porque depende del precio en que se vende en la Costa Este de Estados Unidos, así como el costo de producción, de logística, del precio del barril y los impuestos gubernamentales, que son de alrededor del 45 por ciento del costo”, explicó.
En este sentido explicó que existe un desequilibrio muy fuerte entre lo que se produce y lo que se importa de gasolina, que es de alrededor del 70 por ciento, por lo que el tipo de cambio del peso frente al dólar es también factor importante.
En este sentido, dijo que el costo de transporte público, de logística de cadenas de conveniencia y distribución de mercancías incremente, lo que afectará de manera directa el precio de los productos y el impacto directo será para la población.
Por esta situación, indicó que el costo de la energía eléctrica en el sector comercial e industrial así como en casas con consumo alto, entre 3.7 y 4.5 por ciento más en relación a 2016. El precio de los refrescos será un peso más caro por litro, así como el servicio de televisión por cable y trámites como pasaporte, actas de nacimiento, casarse, entre otros.
“Considerando la situación como se está manejando, hasta finales de marzo se vería los efectos de este incremento, durante el primer mes van a ser absorbidos los impactos en los precios, por lo cual los incrementos se verán hasta el tercer mes que será la nueva realidad”, dijo.
Finalmente Anselmo Chávez comentó que el entorno que se vive hoy en día es nuevo para más de la mitad de la población, pues no se veía algo similar por lo menos desde 1985, “lo que está sucediendo son eventos que están fuera de contexto, lo peor es que la gasolina continuará aumentando, ya que con la liberación de los precios del combustible ya no se tiene subsidio y de esa forma se abre el mercado para el ingreso de particulares a este negocio”.