Por Jesús Lemus/Puebla

De seguir el mismo actuar de la clase política respecto a no escuchar las demandas de los ciudadanos, lo único que se provocará para 2018 es una baja participación electoral, dijo Ivonne Ortega Pacheco, aspirante a la presidencia de México por las filas del PRI, tras calificar como un mito que el partido pactó la elección del estado de Puebla a favor del PAN.
Así lo dijo en su visita por el estado de Puebla, donde promovió su plataforma “Hazlo por México” y que tiene como objetivo reconciliar a los mexicanos sin importar su afiliación política, a fin de hacer frente a los diversos problemas sociales.
En este sentido, la diputada federal del PRI con licencia, sentenció que no solo el partido, sino el resto de las fuerzas políticas tienen una elección complicada en 2018, a raíz del hartazgo y descontento social que genera el gobierno federal y los gobiernos estatales.
Ortega Pacheco puntualizó “que cada proceso electoral se cocina diferente”; por lo tanto, en lo que ella compete, dará la batalla para obtener la candidatura del PRI a la Presidencia de México y demostrar que se puede ejercer una política diferente en todo el país.
“El 2018 es una elección difícil para el PRI y para el resto de los partidos políticos, hay que reconciliar a todos los mexicanos quienes están hartos de los partidos. Los ciudadanos no quieren ver afectado su bolsillo a través de las gasolinas o cualquier otra medida”.
Sobre el caso Puebla, Ortega Pacheco dijo que como ex secretaria general del PRI a nivel nacional siempre se manejó el mito de que las elecciones en Puebla estaban pactadas con el PAN; sin embargo, dejó en claro que ello no ha sucedido porque si bien en 2010 y 2016 el instituto tricolor perdió, en 2015 ganaron las votaciones intermedias.
Respecto a la postura de algunos priistas poblanos que amagan con irse del partido para irse con MORENA a raíz de la imposición de candidatos, caso concreto de Javier López Zavala y Alejandro Armenta Mier, la aspirante a la Presidencia de México puntualizó que solo se trata de una estrategia ejercida por cada militante en el territorio poblano.