Durante la sesión de hoy en el Congreso del Estado, los diputados abrogarán la Ley que Regula el Uso de la Fuerza Pública en el Estado, mejor conocida como Ley Bala y que derivó en la muerte de José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, un niño de sólo 13 años de edad.
En este contexto y tras el escándalo nacional e internacional sobre la confrontación entre la policía estatal y campesinos de San Bernardino Chalchihuapan, hoy el Congreso del Estado abrogará en sesión la Ley Bala.
Lo anterior se corroboró en la página de internet del propio Poder Legislativo, donde se puede consultar el orden del día y se observa que en el punto 16 se propone la derogación bajo la siguiente propuesta:
“Lectura del oficio SGD/0120/2014 del ciudadano Luis Maldonado Venegas, secretario General de Gobierno, quien por acuerdo del ciudadano Rafael Moreno Valle Rosas, Gobernador Constitucional del Estado, remite la iniciativa de decreto por virtud del cual se abroga la Ley para Proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza Pública por parte de los elementos de las instituciones Policiales del Estado de Puebla”.
LOS ANTECEDENTES
Fue el pasado 19 de mayo fue cuando el pleno del Poder Legislativo avaló por mayoría la iniciativa que envió el gobernador de Puebla para regular el Uso de la Fuerza Pública, misma que ingresó para su análisis a las comisiones de Seguridad y Gobernación el día 15 de mayo; es decir, en sólo cuatro días se revisó y dictaminó la propuesta.
Incluso, el pasado 19 de mayo se publicó en el Periódico Oficial del Estado la Ley Bala, cuando otras reformas son publicadas hasta después de tres meses.
Cabe señalar que la muerte del menor se registró después de las lesiones que le provocaron, primero, muerte cerebral tras la confrontación entre la policía estatal y campesinos de dicha localidad que se ubica en el municipio de Santa Clara Ocoyucan el pasado 9 de julio.
El estado vegetativo del niño Tehuatlie Tamayo provocó que el pasado sábado sufriera dos infartos en el Hospital General del Sur, provocando el desenlace fatal.