• Será el Centro de Investigación Tecnológica más importante de la región
• Llama el Rector de la Buap AEO no recortar más presupuesto para la Ciencia y la Investigación

Pilar Bravo

A partir de hoy entró en función el Ecocampus Valsequillo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla que será el centro de investigación tecnológica más importante de la región sureste del país, que recibirá científicos de cualquier parte del mundo.
En la inauguración estuvo Jocelyne Gacel-Ávila, coordinadora General del Observatorio IESALC-UNESCO sobre Redes de la Educación Terciaria en América Latina y el Caribe.Pero también fueron invitados varios científicos de América Latina.
Ubicado en una superficie de más de 13 mil metros cuadrados, a una distancia cercana al lago de Valsequillo y enclavado en la junta auxiliar de San Pedro Zacachimalpa, este centro de investigación fue inaugurado por el Rector Alfonso Esparza Ortíz.
Ninguna facultad estará aquí, solo 36 laboratorios, Sala de Seminarios, áreas de investigación de energías renovables, de agroecología, entomología, física, química y biología. Para los investigadores externos fue creado un claustro académico y espacios de residencia temporal.
La obra que se ha desarrollado desde el 2015 y se trata un laboratorio vivo para la sustentabilidad, debido a que se trata de un modelo de restauración ambiental, los inmuebles están diseñados para ser amigables con el medio ambiente, se cuenta con cisternas de recolección de agua pluvial, bidigestores, uso de paneles solares , lámparas led en interiores y exteriores, concreto permeable en andadores, edificio de energías renovables , vegetación endógena y uso de eco tecnologías.
En su discurso el rector llamó a las autoridades a entender que este tipo de inversiones son las que le hacen falta al país para apoyar la investigación para el desarrollo y señaló que todos han sido testigos de los recortes presupuestales a la ciencia y la disminución de fondos para generar tecnología.
En este centro científico se buscará Competencia internacional para alcanzar grados R3 y R4 que son categorías académicas internacionales-, la Buap ya tiene 11 grupos de investigación de alto nivel.
El Ecocampus permite sinergias entre diversas disciplinas para un fin común: la consolidación de la labor científica de la Institución con espacios adecuados, en consonancia con la conservación del medio ambiente.
Para esta primera etapa , se contó con el apoyo de la empresa Africam con la que firma un convenio para el desarrollo científico, rescate del ecosistema y aprovisionamiento de zonas protegidas
En una primera etapa albergará áreas y laboratorios para el Centro de Agroecología del Instituto de Ciencias, Físico Química de Materiales, Energías renovables, Semiconductores y el Instituto de Física.
El director general de Obras de la BUAP, Jorge Rodríguez y Morgado, detalló que para la construcción del campus se tomo en cuenta acciones de bioarquitectura, por lo que los inmuebles cuidan la topografía natural.
“Se tendrán terrazas verdes para captar agua pluvial, que será descargada en un humedal. Todo ello, como parte del proyecto de responsabilidad social universitaria”, acotó.
El eco Campus encuentra dentro de la zona de amortiguamiento del parque estatal “Humedal de Valsequillo” y abarca sólo uno por ciento, es decir, unas 106 hectáreas, de las 13,784.342 hectáreas.