La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla siempre está abierta a las diferentes expresiones de pensamiento, afirmó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, al inaugurar el “Encuentro Internacional de la Izquierda Democrática. Su perspectiva y sus desafíos”, el cual se realizó en el Salón de Seminarios del Complejo Cultural Universitario de la Institución.
En la inauguración del encuentro participaron Luis Maldonado Venegas, Secretario General de Gobierno del estado de Puebla; Jorge Cruz, Titular de la Secretaría de Educación Pública en la entidad; Jesús Ortega, Coordinador General del Encuentro Internacional Izquierda Democrática; Eric Villanueva Mukul, Director General de Sintropía, Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, A.C., y el Maestro Alfonso Esparza Ortiz, Rector de la BUAP.
En su intervención, Esparza Ortiz señaló que es momento de preservar y consolidar prácticas orientadas hacia una mejor convivencia. Entre ellas destaca la democracia, no como concepto abstracto, ni siquiera como elemento fundamental en la elección de autoridades, sino como un comportamiento ciudadano, como una forma de vida y convicción colectiva para alcanzar estados de bienestar favorables para todas las personas.
Debido a que la democracia está presente en diversos ámbitos es necesario ampliar perspectivas, escuchar con tolerancia y anteponer los intereses colectivos a los de un grupo, un partido o un sector dominante.
Hoy en día, no sólo en México sino en todo el mundo, es indispensable preservar reglas fundamentales de convivencia y establecer límites. “Necesitamos libertad y apertura, pero también un sistema y una organización consensuada que asegure la viabilidad del desarrollo”, indicó.
“De ahí que sea preciso sustentar la acción política en una más amplia acción ciudadana, que dé paso a sólidas instituciones democráticas que generen alternativas económicas, sociales y políticas para garantizar libertades, derechos y oportunidades a todas las personas”, abundó.
Esparza Ortiz indicó que este encuentro es una buena ocasión para avanzar en ese camino, retomando experiencias exitosas, confrontando opiniones y rescatando los elementos que hacen de la democracia el gran valor postulado hace 2 mil 500 años en la Grecia de Pericles.
Al tomar la palabra Jesús Ortega Martínez, coordinador general del encuentro internacional de la Izquierda Democrática, señaló que le lejanía de los ciudadanos de los asuntos políticos tiende a concentrar el poder y establecer regímenes autoritarios, no sólo en un partido, sino en un solo individuo, convirtiéndose en un obstáculo para el desarrollo. “Por ello es importante que la ciudadanía se involucre en asuntos de la política, para coadyuvar en el desarrollo de la vida democrática”, insistió.
Luis Maldonado Venegas, Secretario General de Gobierno del estado de Puebla, expresó que la democracia requiere opciones diferentes y que el mundo, aún en la globalidad, advierte la necesidad de alcanzar y preservar un estado de bienestar para permitir que la sociedad posea garantías sociales.
Aseveró que la izquierda democrática está llamada a crear una nueva agenda con expresiones exitosas de gobierno, así como escuchar las diferentes voces; lo anterior habla de una izquierda con presente y destino.
El “Encuentro Internacional de la Izquierda Democrática. Su perspectiva y sus desafíos”, reunió a distinguidas personalidades en un amplio foro de análisis e intercambio de experiencias sobre el papel de las izquierdas en el mundo y su contribución a la cultura democrática.
En las diferentes sesiones se reflexionó sobre la izquierda democrática gobernando en la oposición, en el marco de las crisis de estado y de economía mundial, ante el desprestigio de la política, la ética política y la izquierda democrática, al igual que la comunicación política en la izquierda. Asistieron ponentes de México, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador y España, por mencionar algunos.
El encuentro fue organizado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Sintropía, Demócratas de Izquierda A.C., así como por universidades y fundaciones de América Latina y Europa. Tuvo diferentes sedes entre ellas Distrito Federal, Jalisco, Morelos, Oaxaca, Puebla y finalizó este 4 de mayo en Guerrero.