• A través de las cámaras de vigilancia del lugar público, autoridades buscarán a la responsable.

Odilón Larios Nava.- Lamentable e increíble descubrimiento fue el que hicieron empleados de intendencia de los baños públicos de la plaza San Francisco, ubicado en Huejotzingo, al encontrar un bebé abortado en una de las tazas.
Policías municipales acudieron a corroborar la información y corroboraron la presencia del pequeño cuerpo dentro del agua en el retrete.
Se sabe que cuando el personal de intendencia, acudió a asear las tazas, en una de ellas encontraron a un bebé muerto, recién nacido aún con placenta, sangre y el cordón umbilical. Se presume que la progenitora de este bebé dio a luz en el baño y abandonó a su producto en el lugar donde lo encontró el personal y las autoridades.
Se trató de un nonato de un bebé de aproximadamente 8 meses de gestación, el cual estaba completamente zambullido en el agua de la taza de baño.
El personal de la tienda señaló no haberse dado cuenta del momento en que el bebé fue abortado en ese lugar, sin embargo aseguraron que analizarán las cámaras de vigilancia del lugar y de las inmediaciones para tratar de dar con la responsable.
De las diligencias del levantamiento del cadáver se encargó el agente del Ministerio Público de Huejotzingo, Lauro Peralta, quien inició así las investigaciones de rigor.