El Presidente Peña Nieto abanderó la Patrulla Costera ARM Chichen Itzá PC-340, que a partir de ayer causa Alta en el Servicio y de la cual es Madrina la Secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda. Esta embarcación, aseveró, “sabrá cumplir con el compromiso de salvaguardar la integridad de los mexicanos y la seguridad de nuestro mar territorial”.

Asimismo, el Primer Mandatario dio la instrucción de que se habrán de mantener en Veracruz la Policía Militar y la Policía Naval, que han venido prestando labores de seguridad y de apoyo a la población. La “Policía Militar y la Policía Naval seguirán teniendo tareas para la seguridad de los veracruzanos”, reiteró.

Recordó que “desde junio de este año, la Secretaría de Marina ha retomado su papel como la máxima autoridad marítima nacional, con la misión de garantizar un transporte marítimo seguro, protegido y eficiente. Estoy convencido de que la Secretaría de Marina cuenta con la capacidad operativa, y sobre todo, con el profesionalismo de sus marinos para desempeñar con éxito esta importante tarea”.

“Para apoyar su noble misión, estamos dotando a la Armada con más y mejores unidades de superficie que les permitirá cuidar de nuestras zonas marinas”, apuntó, al informar que a la fecha se tienen 10 patrullas costeras, ocho de las cuales se han entregado en esta Administración.

De igual forma, el Presidente de la República reconoció la labor de cada uno de los integrantes de las Fuerzas Armadas “por ser ejemplo de honor, deber y lealtad. Sin importar lo difícil que sea el desafío, los marinos, soldados y pilotos de México siempre han demostrado su compromiso con nuestro país y con el bienestar de las familias mexicanas”.

“Así lo hicieron ante el paso del Huracán Katia, cuando auxiliaron a la población afectada de aquí, de Veracruz precisamente, con personal, vehículos y unidades de superficie para salvaguardar las vidas humanas, y también demostraron su valentía y solidaridad hace unas semanas a causa de los sismos que sacudieron el centro y el sur del país”, subrayó.

“Así como les confiamos nuestras vidas ante desastres naturales, los mexicanos les confiamos todos los días la protección de nuestros mares”. “Todos los mexicanos nos llenamos de orgullo por su invaluable esfuerzo para rescatar vidas en los momentos más críticos”, afirmó.

También encabezó el Vertimiento Controlado del Casco del Ex Buque ARM Comodoro Manuel Azueta, ceremonia en la que resaltó que este acto “nos debe motivar a seguir trabajando para preservar nuestra increíble biodiversidad, al mismo tiempo que impulsamos la economía de las familias mexicanas”.

Aseguró que de hoy en adelante, el casco del Buque Manuel Azueta, en el que se creará un arrecife artificial, servirá de protección a los majestuosos arrecifes naturales que se encuentran en Veracruz. “Ahora su misión será proteger la riqueza natural de nuestros mares y seguirá siendo ejemplo, para todos los mexicanos, de los más altos valores que guían a nuestros marinos”, dijo.

Expresó que el Buque “quedará para la posteridad, continuando con su labor de proteger las costas veracruzanas, y recordándonos la importancia de cuidar el medio ambiente para el desarrollo de nuestra Nación”.