• Asaltaron un camión Malacatepec, pero los pasajeros los enfrentaron y lograron someter y capturar a tres de los cuatro delincuentes; el cuarto logró escapar.
  • Los delincuentes fueron vapuleados, en especial uno de ellos, que fue el último en ser rescatado por la policía.

    Odilón Larios Nava. – Cuatro ladrones, tres hombres y una mujer, asaltaron una unidad de la ruta Malacatepec, en la carretera federal Puebla a Atlixco, a la entrada de Chipilo, pero los pasajeros los enfrentaron y lograron capturar a dos hombres y una mujer – el cuarto delincuente escapó –. Los que fueron atrapados recibieron una golpiza a manera de escarmiento, en especial uno de ellos que fue el último en ser rescatado por los policías de San Gregorio Atzompa, y de otras corporaciones policiales.

    A los pasajeros se sumaron pobladores de esa comunidad. Los policías lograron quitarles a un hombre y a la mujer, y entonces la turba arremetió contra el único ladrón que les quedaba en su poder, al cual dejaron completamente ensangrentado por la golpiza que recibió.

    Fueron los policías de San Gregorio Atzompa, quienes, en coordinación con la policía estatal y otras corporaciones de la zona metropolitana, lograron rescatar al hombre y la mujer. Para lograr extraer al segundo hombre tardaron minutos más, tiempo suficiente para que resultara muy ensangrentado, con lesiones cortocontundentes en la cabeza, así como con los párpados inflamados, y se pensaba que probablemente presentaba fracturas.

    Esto ocurrió alrededor de las 16:30 horas en la entrada de la carretera federal Puebla-Atlixco a la comunidad de Chipilo, a la altura del Bodega Aurrerá. Los cuatro ladrones amagaron a los pasajeros, pretendían despojarlos de sus pertenencias.

    Las personas que iban a bordo de la unidad 22 de la ruta Malacatepec, se opusieron y al superar en número a los delincuentes, rápidamente pudieron someterlos. Solo uno de los maleantes se les “peló”.

    El operativo policial que se desplegó fue oportuno y así se pudo salvar a los tres delincuentes, dos de ellos fueron llevados directamente ante el Ministerio Público de Flagrancias, mientras que el más golpeado fue trasladado por una ambulancia de SUMA a un nosocomio en la ciudad de Puebla.

    Cuando las policías hicieron la extracción de los delincuentes, la turba enardeció y lanzó piedras contra la patrulla en que llevaban a la mujer detenida. Es por ello que el vehículo oficial sufrió daños en sus parabrisas.