• Repelió a policías con Cuerno de Chivo para evitar ser capturado.
• Cuenta con órdenes de aprehensión por homicidio y violación.

Odilón Larios Nava.- A plomazos con un AK-47, Cuerno de Chivo, el exedil de Petlancingo, Juan Carlos Vergara Tapia, acusado de violador, evitó ser capturado por la policía de aquel municipio, quienes pretendían capturarlo el pasado domingo al mediodía. Este hombre cuenta con órdenes de aprehensión por homicidio y violación.
El exalcalde es definido por gente de aquella región del estado como un verdadero pillo, y anda a salto de mata desde el 2010. Huyó porque cuenta con órdenes de aprehensión por homicidio y violación. Este último delito lo cometió contra dos trabajadoras de SEDESOL, quienes fueron abusadas sexualmente por el entonces munícipe y por uno de sus policías.
Desde entonces Vergara Tapia, quien es conocido como un hombre muy peligroso, ha andado a salto de mata, eludiendo la acción de la justicia. Sin embargo el pasado domingo fue visto por los actuales policías a bordo de una camioneta en la que iba haciendo disparos al aire.
Es por ello que intentaron detenerlo pero Juan Carlos Vergara, comenzó a disparar contra los uniformados con un rifle AK-47, de los conocidos como Cuerno de Chivo. Nuevamente este hombre volvió escapar, como en el 2013 cuando intentaron capturarlo pero logró eludir a las autoridades.
Cabe señalar que en diciembre del 2010, una brigada de encuestadores llegó a Petlalcingo cuando Juan Carlos Vergara era alcalde. Ese día había prometido firmarles los oficios para que pudieran aplicar las encuestas pero les obligó a beber licor. Después ya borracho abusó sexualmente de una de las encuestadoras y a la segunda mujer ordenó a uno de sus policías que le hiciera lo mismo. En todo momento las mantuvo amenazadas apuntándoles con un rifle AK-47.