*México igualó 0-0 con Brasil

Con una destacada actuación del guardameta Guillermo Ochoa y jugando bien al futbol, la Selección Nacional de México empató sin goles con Brasil e hizo historia al sumar por vez primera ante la Verdeamarela en una Copa del Mundo.
Tras la igualada en el cotejo que tuvo verificativo en el estadio Castelao de Fortaleza, el Tricolor llegó a cuatro unidades dentro del Grupo A, permaneciendo en la segunda posición por detrás de Brasil, que cuenta con las mismas unidades pero con mejor diferencia de goles. Camerún y Croacia son tercer y cuarto lugar, respectivamente, sin sumar todavía.
Los primeros minutos fueron del Tricolor. Controlaron, robaron, recuperaron el balón intentando hacer daño en el ataque; sin embargo, llegando al 10’, aún no se registraba ningún disparo a la puerta anfitriona custodiada por Julio Cesar.
Conforme transcurría el tiempo Brasil despertaba, lograba hacerse por más tiempo del esférico con intentos de peligro en territorio azteca.
Al 23’, Héctor Herrera sorprendió al cancerbero con un fogonazo de larga distancia, el jugador del Porto prendió con furia el balón que se fue por encima del travesaño.
La respuesta llegó de inmediato. Neymar estuvo cerca de abrir el marcador con un cabezazo, pero una soberbia atajada a una mano del guardameta mexicano, Guillermo Ochoa, evitó el primero en contra para los mexicanos.
Con una última oportunidad de larga distancia por parte de José Juan Vázquez y una atajada oportuna de Guillermo Ochoa, el primer tiempo se agotó.
El segundo tiempo se reanudó con buen ritmo, con lucha, con garra, ambas escuadras saltaron al campo con la intención de marcar primero. México, con disparos de media y larga distancia, quería hacer daño.
El Tricolor ya era más que la Verdeamarela, proponía, buscaba y creaba los espacios, Brasil quería meterse a territorio mexicano, pero la zaga Verde defendía de gran forma cualquier embate carioca.
Cerca del 70’, los brasileños tuvieron su mejor momento de la parte complementaria, lograron ejercer presión en el área mexicana pero sin poder concretar.
En la recta final, Guillermo Ochoa se convirtió en el héroe de su equipo. En una, le tapó un zurdazo a Neymar, quien disparó luego de bajarla de pecho con enorme categoría. Y en la otra, luego de un tiro libre, rechazó un fuerte cabezazo al medio de Thiago Silva, con destino de gol.
Brasil cerrará su participación el lunes 23 de junio frente a Camerún, mientras que México lo hará el mismo día ante Croacia.