• Aunque se trata de un caso de alto impacto y el caso es tratado como un secuestro exprés, la FISDAI no ha atraído el caso.
• La víctima teme por su seguridad y la de su familia, por lo que pide se aplique todo el peso de la ley a sus plagiarios y que las autoridades le brinden seguridad.

Odilón Larios Nava.- Teme por su vida y por la de su familia el asesor financiero, Alejandro Alán, que fue secuestrado por la banda liderada por el hijo del ex director operativo del Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C5). Pese a que solicitó medidas cautelares a la Fiscalía General del Estado (FGE) está dependencia le negó el resguardo policial.
El joven secuestrado, Alejandro Alán, es sobrino de Marta Erika Alonso Hidalgo – de Moreno Valle –, es hijo de su primo hermano Alejandro N. H.
Esta víctima de secuestro, pide que la Fiscalía le brinde medidas cautelares por el fundado temor a sufrir un ataque a su persona, familia e incluso a sus bienes. Exige justicia y que se les finque responsabilidades a los detenidos y a sus cómplices.

ALEJANDRO CUENTA EL TERROR QUE VIVIÓ

Alejandro Alán, negó tener deudas con los sujetos que lo privaron de la libertad o con sus cómplices. En entrevista con este diario comentó que a él lo contrató como asesor un hombre y su madre. A los que desde el principio les explicó los riesgos que se corren al invertir en los instrumentos financieros.
Semanas después de que hicieron algunas inversiones estas personas perdieron dinero y lo responsabilizaron a él de dicha pérdida. Alejandro indicó que a él nunca le dieron dinero, ellos, los interesados, lo depositaron directamente en una plataforma de una duplicadora.
Bajo su asesoría y recomendación, madre e hijo, únicamente adquirieron dos bitcoins (menos de 100 mil pesos, cada bitcoin tiene un valor aproximado de 45 mil pesos), y al ver que la página les pagaba terminaron adquiriendo, por su cuenta, otros 17 bitcoins.
Hace aproximadamente una semana y media, cuando la duplicadora sufrió un ataque de “hackers” y dejó de pagarles, lo responsabilizaron a él de la pérdida económica. Por ello lo mandaron a traer, con el pretexto de que les explicara lo que había pasado. Lo citaron en la casa de la 19 Poniente entre la 31 y 33 Sur, en donde lo recibió la madre y el hijo, y un hombre extranjero quien lo amenazó con un arma de fuego.
Momentos después es cuando entraron en escena el hijo del ahora exdirector del C5, Silvestre Aníbal Garma López y sus cómplices Luis y Miguel Ángel. Éstos hombres comenzaron a amenazarlo de muerte y a exigirle que pagara 1 millón 250 mil pesos, de lo contrario matarían a él y a su familia.
Durante el tiempo que estuvieron con él, los tres hombres ahora detenidos hablaban de cuántas personas supuestamente habían matado, de drogas y otros actos atroces – no se sabe si en verdad cometieron esos actos o sólo era para amedrentar a su víctima –.
Mientras lo tuvieron retenido en el domicilio de la 19 Poniente entre 31 y 33 Sur, lo obligaron a que llamara a conocidos para que reuniera el dinero que le exigían. Por eso Alejandro Alán llamó a su novia que está embarazada y ella llegó para intercambiar lugar con él, y que Alán fuera a conseguir el dinero.
Los tres hombres que llegaron al último, actualmente detenidos, le exigieron el Audi modelo 2006 en el que llegó Alejandro Alan, con todo y documentos. Lo obligaron a firmar 4 pagarés de 317 mil pesos cada uno a pagar en los próximos 4 meses. Y cuando revisaron su celular, encontraron en Facebook una fotografía de una camioneta Dodge, Journey, propiedad de su madre, por lo que exigieron que se las entregara con todo y documentos.
Tras entregar el Audi y firmar los pagarés, llevaron a él y a su novia a su departamento para que entregara los documentos del Audi, en ese momento dejó a la mujer embarazada en el lugar y él continuó con sus captores a bordo del Malibu negro con vidrios polarizados.
Iba a casa de su madre para entregarles la camioneta Journey, pero en el camino la policía de San Pedro Cholula se percató del auto sospechoso y al hacerles una revisión Alejandro aprovechó para pedir ayuda, e informar que lo llevaban secuestrado y que uno de los hombres del interior del auto portaba un arma de fuego.
En ese momento los tres presuntos secuestradores quedaron detenidos y fueron llevados ante el Ministerio Público de Flagrancias en el C5, donde el padre de Silvestre Aníbal era director operativo. Ahí se inició la carpeta de investigación 256/2017/UF/CM2 por el delito de Secuestro Exprés Agravado.

SOLICITÓ PROTECCIÓN Y LA FISCALÍA SE LA NEGÓ

Durante la entrevista, Alejandro Alán comentó que desde un inicio pidió a la Fiscalía General del Estado le brindara protección mediante medidas cautelares, pero el Ministerio Público le respondió que “no estaba en sus posibilidades”. Por ello teme por su seguridad, la de su familia y sus bienes.
Aunque este caso es un secuestro y un delito de alto impacto, caso está a cargo de la Unidad de Flagrancias y no de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI).
Alejandro aseguró que no lo han llevado a tomar declaraciones a las instalaciones de la FISDAI y hasta el sábado al mediodía – cuando la Fiscalía ya había realizado la formulación de la imputación – no habían informado de los avances de la investigación a la víctima.
Alejandro exige que se haga justicia y que se investigue a estos sujetos y a sus cómplices para saber si están relacionados con otros hechos delictivos.
El asesor financiero asegura tener daño psicológico y mucho temor, pues desde que se enteró que el padre de uno de los detenidos era director operativo del C5, ahora siente que las cámaras de seguridad lo siguen y vigilan todo el tiempo. Por ello exige que la Fiscalía o las autoridades correspondientes le brinden medidas cautelares.

EL HIJO DEL EXDIRECTOR DE C5 ES BUSCADO EN TAMAULIPAS

Fuentes policiales indicaron a este diario que hace cerca de tres meses, presumiblemente Silvestre Aníbal, ahora detenido habría acudido a Tamaulipas para intentar cobrar un adeudo de una farmacéutica.
La fuente que brindó la información asegura que por ese hecho existe una carpeta de investigación en aquella entidad. Por las fotografías difundidas en medios informativos y redes sociales, se habrían percatado que el ahora detenido podría estar relacionados con los hechos señalados en la entidad del norte del país.

FISCALÍA OBTIENE PRISIÓN PREVENTIVA PARA LOS TRES DETENIDOS

La Fiscalía General del Estado al presentar datos de prueba en la audiencia de formulación de imputación, se determinó prisión preventiva oficiosa contra tres personas por el delito de secuestro exprés. Será en los próximos días cuando se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso.
El pasado 5 de julio del año en curso elementos de la Policía Municipal de San Pedro Cholula, detuvieron en el Bulevar Forjadores, a tres masculinos que presuntamente privaron de la libertad a un ciudadano para cobrarle una deuda económica; en el vehículo en el que viajaban, fue hallada y asegurada un arma de fuego.
Derivado de estos hechos, el agente del Ministerio Público integró la carpeta de investigación correspondiente, tras llevar a cabo diversas diligencias y reunir datos de prueba para judicializar el caso, puso a disposición de la autoridad judicial a los hoy imputados.
Durante la primera audiencia llevada a cabo en la Casa de Justicia de Cholula, la Jueza de Control calificó la misma como legal y el representante social realizó la formulación de imputación. Como medida cautelar se impuso prisión preventiva oficiosa en contra de los probables responsables.
Como parte de las diligencias desahogadas por la Fiscalía de Investigación Metropolitana, se llevó a cabo un cateo en el domicilio de uno de los imputados a fin de recabar indicios.
La Fiscalía de Puebla continúa reuniendo los elementos de prueba, mismos que presentará durante la audiencia de vinculación a proceso.