El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, informó que en lo que resta de la Administración, además del presupuesto que apruebe la Cámara de Diputados para infraestructura educativa, se podrán obtener “recursos adicionales a través de la participación que pueda haber en la Bolsa Mexicana de Valores, de quienes compren los bonos educativos, por 50 mil millones de pesos más”, mediante los Certificados de Infraestructura Educativa Nacional (CIEN).
Subrayó que el viernes pasado se hizo el primer ejercicio en la Bolsa, “teniendo estos bonos una gran demanda, y se logró levantar 8 mil 500 millones de pesos”, que de inmediato se pondrán al servicio de una mejor infraestructura para las niñas y niños de nuestro país.
Durante la visita que realizó a la Escuela Primaria Rodolfo Menéndez, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el Primer Mandatario señaló que en 2015 se canalizaron recursos para casi dos mil 500 escuelas. “El próximo año serán 13 mil 900 escuelas las que estén recibiendo recursos para tener una mejor infraestructura”. Apuntó que tan sólo la escuela que visitó el día de ayer se invertirán “casi dos y medio millones de pesos de inmediato, para rehabilitarla”.
“Se trata de que tengamos planteles que estén en condiciones dignas y decorosas”, recordó. Es decir, abundó, “que estén en óptimas condiciones, con aulas bien, con buenos pupitres, pizarrones, material educativo”.
El Presidente Peña Nieto dijo que la instrucción que ha dado al titular de la Secretaría de Educación Pública es que establezca un mecanismo en el portal de internet de la dependencia “para que este proceso de rehabilitación y modernización de las escuelas, y la infraestructura que se tenga en el país, sea transparente, sea abierto”.
“Que en la página que se estará disponiendo para tal propósito todo el público pueda conocer cuánto se está dedicando a qué escuela, a las miles de escuelas a las que habremos de dedicar recursos, y se pueda tener apertura y transparencia total del destino que tienen los recursos que se habrán de invertir en infraestructura educativa”, añadió.
El Titular del Ejecutivo Federal refirió que todas estas acciones son para beneficio de las niñas y niños de México, quienes “son el corazón de la escuela. Junto a ello viene toda la otra parte que hace que funcione ese corazón, que son las maestras y los maestros, y queremos que estén debidamente formados”.
Recordó que la Reforma Educativa es “la más importante, la de mayor calado, la que nos va a permitir preparar de mejor manera a las presentes y futuras generaciones para hacer de México un país mucho más grande, mejor preparado, competitivo, y que depare a su sociedad mayores oportunidades para su realización personal”.
Aseguró: “Lo hemos dicho una y otra vez: la Reforma Educativa no está diseñada para afectar o lastimar a las maestras y maestros, sino para que tengan mayores oportunidades de crecer dentro de la carrera magisterial, dentro de su desempeño profesional, a partir de sus méritos, de mostrar sus capacidades, su talento, y que esto sea medible, evaluable, y sea por el bien de las niñas y niños de México”.