*  Su presencia y actividades en todo el territorio nacional genera certidumbre entre la sociedad, destacó el mandatario

 

Tras afirmar este martes que su gobierno tuvo el firme propósito de recuperar la libertad y la tranquilidad en el país, el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que los mexicanos estarán en deuda con sus Fuerzas Armadas mientras no se aplique la Ley de Seguridad Interior.

 

Al entregar condecoraciones, menciones honoríficas y reconocimientos a personal que se destacaron por reducir la violencia, dijo que habría sido inconsistente demandarles su apoyo en tareas de seguridad interior sin tener un marco legal que diera certidumbre jurídica a su actuación.

 

En su calidad de comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, aseveró que la precisión de los operativos que han realizado y el resultado de las estrategias que han llevado a cabo los soldados, pilotos y marinos de México son clave para preservar la legalidad y la seguridad del país.

 

“Durante esta administración, el gobierno de la República actuó con el firme propósito de recuperar la libertad y la tranquilidad que anhelan todas las familias mexicanas. Alcanzar este propósito sería impensable sin la distinguida participación del Ejército, la Fuerza Aérea Mexicana y la Armada de México.

 

“Habría sido inconsistente seguir demandando a nuestras Fuerzas Armadas que coadyuvaran a la seguridad interior sin dotarlas de un marco legal que le brindara certidumbre jurídica a su actuación. En este sentido la revisión que lleva a cabo la Suprema Corte sobre la Ley de Seguridad Interior, que se formuló en diciembre pasado permitirá asegurar su constitucionalidad”, dijo.

 

En el Estadio de la Secretaría de la Defensa Nacional, flanqueado por los secretarios de la Defensa, general Salvador Cienfuegos, y de la Marina, almirante Vidal Soberón, el Presidente reforzó: “estoy convencido de que estaremos en deuda con nuestras Fuerzas Armadas mientras en nuestro país no se aplique la ley de seguridad interior”.

 

A 24 días de concluir su mandato, el mandatario advirtió que el 1 de diciembre iniciará una nueva etapa en la vida nacional por lo que se declaró con la certeza de que hacía adelante el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada seguirán afrontando con decisión las misiones que les asignen.

 

“Estoy seguro que al ser los primeros defensores de la Patria seguirán siendo también los primeros en conducirse con estricto apego a la ley y a las instituciones, por ello los convocó a seguir cumpliendo con México y con los mexicanos.

 

“Como su Comandante Supremo, los exhorto a que sigan honrando el uniforme, las insignias y los colores que los distinguen como soldados, pilotos y marinos de México”, puntualizó el mandatario ante la cúpula castrense del país.