Por Irma Sadiz 

 

Regidores electos de los partidos Morena, PES y PT avalaron la reforma al Coremun de sancionar administrativamente el acoso callejero, y resaltaron que esta medida se mantendrá en la gestión de Claudia Rivera, pues la autoridad debe garantizar acciones para que las mujeres se sientan seguras en cualquier espacio público.

 

En entrevista, Rosa Márquez regidora electa de Morena explicó que ante la agresión que sufren las jovencitas en la calle debe establecerse un castigo para los agresores, pues contribuiría a inhibir la intención de acosarlas.

 

Asimismo, dijo que como parte de las prioridades de la siguiente administración municipal será la de revisar el marco normativo en la capital para dotar de mayores herramientas que protejan la integridad de las menores de edad y las féminas adultas.

 

“Debe hacerse una revisión del marco legal, pues la autoridad no puede ser omisa, sin embargo también habrá que analizar el tema cultural de permisividad de que haya un maltrato en las mujeres como se ha visto”, indicó la representante popular.

 

Rosa Márquez, abundó que hoy en día la sociedad y gobierno es muy permisible y ve con naturalidad que las mujeres sean agredidas, mentalidad y percepción que debe cambiar para poder frenar esta ola de violencia en contra de las féminas.

 

Para ello, llamó a las familias a cambiar roles de conducta, así como a la autoridad para generar políticas públicas que ayuden a mantener una igualdad entre sexos y se termine con la opresión de libertades y derechos que tienen las mujeres.