Por Irma Sadiz

El dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Gabriel Biestro Medinilla afirmó que no habrá afiliación masiva y que denunciarán cualquier acción de infiltración y de abusos tratando de dejar en mal al partido.

En este sentido descartó que el fideicomiso de la reconstrucción fuera aprovechado para hacer la afiliación masiva e incluso evidenció qué hay personajes ajenos a Morena que están pidiendo dinero a cambio de estar dentro del partido, lo cual será denunciado.

Advirtió que el partido hoy por hoy se convirtió en un “platillo apetitoso”, por lo que puede ser víctima de infiltración para desbaratarlo.

Asimismo, explicó que la afiliación corporativa esta prohibida como se vio en otros partidos como Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

“El programa de credencialización viene desde hace tres años, por lo que el cerrar las compuertas no ayudará al contrario tendremos filtros para evitar que un botín político para algunos grupos. Estamos sujetos a ser infiltrados pero no podemos detener el crecimiento, pero tomaremos medidas para blindarlo”, sentenció Biestro Medinilla.

Refirió que previo a las elecciones tenía un padrón de 115 mil morenistas, cantidad que se logró en tres años, tocando puerta por puerta.

Abundó que estos tres años de afiliación desde que nació Morena hasta antes del proceso, su padrón de afiliados creció un 396 por ciento, es decir tres veces más sin necesidad de duplicar, engañar o registrar a ciudadanos a diestra y siniestra.

Agregó que la gente se afiliará solita, en los gobiernos de Morena se acabaron con los esquemas viejos de afiliación para acceder a programas sociales que se hacían a través de los partidos políticos.