ING. OSCAR LÓPEZ MORALES

Fundado por la polémica y millonaria maestra Elba Esther Gordillo, ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el Partido Nueva Alianza, está convertido en comodín de las organizaciones políticas y sus “candidatos”, en unos mercenarios, inclinados al mejor postor.
El primero en bajarse del “barco” y acusado luego de recibir más de 70 millones de pesos por su declinación, fue el candidato al gobierno de Puebla por el Panal, Alejandro Romero Carreto. En un tuit del 24 de mayo, el ex notario, allegado al grupo del ex gobernador Mario Marín Torres, justificó los motivos por los cuales “renunciaba” a sus aspiraciones.
Pero no fue causalidad. Ese juego que estuvo avalado, reconocido y apoyado por el Comité Ejecutivo Nacional de Nueva Alianza, tenía un firme objetivo, el cual se sabría días después. En gira por Puebla, el dirigente nacional de este Instituto Político, reveló su respaldo y se sumó al proyecto de la candidata de la coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso.
La desfachatez de Luis Castro Obregón, líder del partido de los docentes, y del dirigente local, Néstor Salgado, se consumó en la entidad poblana al pasar a formar parte de la coalición que en Puebla encabeza el Partido Acción. Y digo descaro porque a nivel nacional, el Panal tiene un acuerdo de alianza con el PRI de José Antonio Meade Kuribreña.
La película no había terminado. Esta semana, para ser concretos el martes, la candidata a la presidencia municipal de la capital poblana, Ernestina Chávez, declino a la candidatura, sin nadie que le sancionara ni pidiera cuentas.
Los empresarios y representantes de otros partidos, calificaron ese actuar de irresponsable y falto de respeto a los ciudadanos y a los electores, a quienes por casi dos meses se les engaño.
Está claro que aún existen vacíos en las leyes electorales que deberán perfeccionarse para las siguientes contiendas, para evitar estos “abortos” en comicios y sobre todo para aplicar sanciones ejemplares a quienes en un juego de intereses personales renuncien o declinen.
El tema aquí es saber si se pedirán cuentas. La pregunta pues es : “serán llamados a explicar sobre la aplicación de recursos que se destinaron como prerrogativas a este partido en Puebla”, porque al final del día es dinero público…

LA MAFIA EN EL CENTRO

Disfrazados de ambulantes operan grupos delictivos en las calles del Centro de la ciudad. Las mafias que ha logrado el control, mantienen una estrecha relación con personal del Ayuntamiento de Puebla. Los primeros en informar de operativos y dar “pitazos” son los propios “inspectores” que solo basta verlos para entender su liga con los delincuentes de la zona.
La autoridades municipal no ha podido erradicar ese llamado fenómenos social que crece como bola de nieve y que se asocia a la inseguridad en el primer cuadro de la capital poblana. Pronto (sino es que ya) no se podrá controlar a la mafias y se volverá el “Tepito” poblano.